“Mi viejo Umbral”… – DON´T GIVE UP

Publicado: 25 octubre, 2011 en Mi Viejo Umbral

DON´T GIVE UP

Un viejo escrito sagrado contó la más honesta expresión de dolor que expuso  un hombre, y por cierto afortunado alguna vez  : … “Oscurézcanse las estrellas del anochecer, espere la luz y no venga ni vea el parpadeo de la aurora, por cuanto no cerró las puertas del vientre donde yo estaba ni escondió de mis ojos el sufrimiento…¿ por qué se da luz al que sufre y vida  a los de ánimo amargado, a los que esperan la muerte, pero no les llega, aunque la buscan más que a tesoros…? Porque el temor que me espantaba me ha sobrevenido, y me ha acontecido lo que yo temía. No he tenido paz, ni tranquilidad ni reposo; más bien,  me vino turbación. ¿Cuál es mi fuerza para seguir esperando? ¿Cuál es mi fin para prolongar mi vida? ¿Es mi fuerza la de las piedras? ¿O es mi carne de bronce? ¿No está la ayuda en mí mismo, y la sana sabiduría me falta del todo?…Cuando estoy  acostado, digo: ¿Cuándo me levantaré? Más la noche es larga, y estoy cansado de dar vueltas hasta el alba…Cuando digo: Mi lecho me consolará, mi cama atenuará mis quejas, entonces me asustas con sueños y me aterras con visiones. Y así mi alma tuvo por mejor la estrangulación, y quiso la muerte más que la vida. “

Por mi mente vienen muchas cosas que se atreverían a describir lo que le pasó a este personaje, pero quiero de alguna manera  invitarlos a Ustedes a que lo hagan, hallen las razones del por qué un alma viviente siente y suele decir  todas estas palabras en lo más profundo y adolorido de su ser.

¿Hay algo que puede ayudarlos  a construir los diferentes episodios que conllevan a este clamor? … creo que sí…, es cuestión de solo pensar y hasta quizá recordar sus propios “momentos o historias desoladas,llenas de penumbra  por las que increíblementeles tocó pasar“…

Y digo les tocó pasar, porque estoy seguro que más de uno tuvo el pesar de la extendida  negra noche prolongada, la sensación de soledad y hasta un futuro casi sombrío  e incierto; sin embargo, en medio de todo el fango de turbación,siempre  hubo algo que aconteció y que los ayudó a marchar,dejar todo  atrás  y avanzar,…una voz extraña?, un cálido abrazo? una  energía inexplicable? , una vieja razón olvidada del porque seguir en pie?,  un sencillo deseo de seguir creyendo?…no lo sé…, está en ustedes la respuesta. Pero sea cual fuera ello, situaciones como estas nos permiten darnos cuenta de que vivimos, y que no solo somos hombres destinados a cumplir rutinas programadas y horas calculadas que la vida nos da, encargándose astutamente de implantarnos la idea de que solo existimos…¡¡¡No!!! , no es  eso, … es mucho más , nos hacen saber de qué sí, que realmente vivimos y  que no estamos solos, ni lo estaremos jamás. Porque estos muchos  extraños, impredecibles, inimaginables escuderos que se suelen aparecer cuando menos lo pensamos, siempre nos seguirán transmitiendo  el más conmovedor mensaje que solemos muchas veces necesitar:Que pase lo que pase¡¡¡NO TE RINDAS, NO TE DES POR VENCIDO!!!

En esta tierra orgullosa crecimos fuertes,

desde el principio nos falta de todo,

me enseñaron a luchar, me enseñaron a ganar

nunca pensé que pudiera fallar.

 

No abandoné la lucha o eso me parece,

soy un hombre que ha abandonado todos sus sueños,

he cambiado mi rostro, he cambiado mi nombre,

…pero nadie te quiere cuando pierdes

                                                                                             No te rindas,

                                                                                             porque tienes amigos.

                                                                                             No te rindas,

                                                                                             todavía no estás derrotado.

                                                                                             No te rindas,

                                                                                             yo sé que puedes hacerlo bien.

 Pensé que lo había visto todo,

nunca creí que me podría afectar,

pensé que seríamos los últimos en marchar,

es tan extraño la manera en que las cosas cambian.

 

Conduje la noche hacia mi hogar

al lugar donde nací, a la orilla del lago

mientras amanecía, miré a la tierra

los árboles habían ardido caídos en el suelo.

 

                                                                                             No te rindas,

                                                                                             todavía nos tienes.

                                                                                             No te rindas,

                                                                                             nosotros no necesitamos mucho.

                                                                                             No te rindas,

                                                                                             porque en algún sitio hay un lugar

                                                                                             al que pertenecemos.

 

                                                                                             Descansa tu cabeza,

                                                                                             te preocupas demasiado

                                                                                             todo irá bien,

                                                                                             cuando los tiempos se pongan                                                                                                                                               difíciles

                                                                                             podrás apoyarte en nosotros

                                                                                             no te rindas

                                                                                             por favor, no te rindas

Tengo que irme de aquí,

no aguanto más.

Me voy a quedar sobre ese puente

manteniendo mi mirada baja,

lo que pueda venir

y lo que pueda marcharse

Ese río se lo llevará

Ese río se lo llevará

 

Me marché a otra ciudad

intenté establecerme con dificultades

para cada trabajo tantos hombres…

tantos hombres a los que nadie necesita.

                                                                                             No te rindas,

                                                                                             porque tienes amigos

                                                                                             no te rindas,

                                                                                             tú no eres el único

                                                                                             no te rindas,

                                                                                             no hay ninguna razón para estar                                                                                                                            avergonzado

                                                                                             no te rindas,

                                                                                             aún nos tienes

                                                                                             no te rindas,

                                                                                             estamos orgullosos de quien eres

                                                                                             no te rindas,

                                                                                             sabes que nunca es fácil

                                                                                             no te rindas,

                                                                                             porque creo que existe un lugar…

                                                                                             …existe un lugar al que nosotros                                                                                                                          pertenecemos  

Letras: Don’t Give Up – Peter Gabriel & Kate Bush

           
Desde La  Nave del Capitán Betto.

Anuncios
comentarios
  1. Pasco Rock dice:

    ¡¡¡NO TE RINDAS, NO TE DES POR VENCIDO!!!

  2. ERIK dice:

    Algunas veces pasamos por esas circunstancias en las cuales siempre estuvo presente un amigo unas cuantas palabras y tal vez una cancion para seguir adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s